Naciones Unidas: Los Estados deben reconocer el derecho al agua y el saneamiento


Amnistía Internacional recibe con satisfacción el llamamiento del Consejo a los Estados de ampliar el acceso al agua y el saneamiento y dar prioridad a las personas más marginadas, excluidas y desfavorecidas.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en su 21º periodo de sesiones, adoptó por consenso la declaración “El derecho humano al agua potable y el saneamiento” que se derivan del derecho a un nivel de vida adecuado.

Amnistía Internacional considera que si bien el avance es positivo aún desearía que el progreso del Consejo sobre los derechos al agua y el saneamiento reflejara el contenido de dichos derechos.

Según Amnistía los Estados que más apoyaban los derechos al agua y el saneamiento permitieron que la negociación de la resolución estuviera dominada por países que hace muy poco que han reconocido esos mismos derechos. Además la resolución refleja la desproporcionada influencia de unos Estados cuyo enfoque parece ser el de limitar el alcance de estos derechos y hace un llamado a los Estados a favor de los derechos al agua y el saneamiento a mantenerse vigilantes y responder activamente a los futuros intentos de restringir el alcance de estos derechos.

Aspectos a mejorar en la resolución

Hace 10 años que el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU reconoció por primera vez el derecho al agua como jurídicamente vinculante y afirmó que ese derecho era el derecho de todas las personas. La actual resolución según Amnistía Internacional:

  • no reitera las conclusiones del Comité sobre el derecho de los titulares de derechos a disponer de agua para estos usos esenciales. Ejemplo: el Consejo sigue usando en sus resoluciones el término “derecho al agua potable” que puede interpretarse erróneamente que esto se refiere sólo al agua para beber, y no para otros usos esenciales, y esta confusión podría limitar indebidamente el derecho al agua.
  • No acordó una redacción que reconozca que el derecho al saneamiento es el derecho de todas las personas, sin discriminación, a un saneamiento físicamente accesible y asequible en todos los ámbitos de la vida, que sea seguro, higiénico y social y culturalmente aceptable, que otorgue privacidad y que garantice la dignidad. La defecación al aire libre debe reflejarse detalladamente en el trabajo futuro

Al no incluir las definiciones autorizadas de los derechos al agua y al saneamiento en su resolución, el Consejo desaprovechó la oportunidad de reafirmar que el derecho al agua y el derecho al saneamiento implican cada uno demandas diferenciadas de los titulares de derechos y obligaciones diferenciadas y respuestas políticas necesarias de los gobiernos.

Agenda de desarrollo de la ONU después de 2015

Amnistía Internacional ha recibido con satisfacción el llamamiento del Consejo a los Estados para que elaboren el marco posterior a 2015 sobre los valores expuestos en la Declaración del Milenio en torno a los principios fundamentales de respeto de los derechos humanos, igualdad y sostenibilidad, y para que integren el derecho humano al agua potable y el saneamiento en la agenda internacional de desarrollo más allá de 2015.

Fuente: 4 de noviembre de 2012, http://www.elobservatodo.cl/node/29727

Amnistía International Chile, 30 de Octubre de 2012.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: