México: negocio del agua embotellada moviliza USD 10 mil millones al año


Ilustración: Eduardo Salgado (www.milenio.com)

El consumo de agua embotellada se va imponiendo en México y en el mundo más por interés comercial de empresas transnacionales que por cuestiones de salud, puesto que muchas de las marcas ni siquiera pasan las pruebas de laboratorio; sin embargo, inundan las tiendas y centros comerciales de renombre.

« Es un negocio que en 2011 dejó en México ingresos por más de 10 mil millones de dólares a las compañías trasnacionales que se apoderaron del mercado nacional », sostiene la investigadora Delia Montero, profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa (UAM-I). 

En la lista de las 20 naciones con mayor consumo anual por persona de agua embotellada de 2010, México encabezó el grupo con 243.6 litros; le siguió Italia, con 186.6; después Emiratos Árabes Unidos con 153.5; Bélgica-Luxemburgo con 148.3, y Alemania, con 134 litros per cápita.

Afirma la doctora Montero que el mercado mexicano del agua embotellada representa 13 por ciento del total mundial. El del agua, dice la doctora Montero, es un negocio muy redituable. Delia Montero es doctora en Economía, especializada en el estudio del uso comercial e industrial del agua, y ha dado seguimiento durante muchos años a todo este proceso de invasión de las grandes firmas internacionales que se apoderaron de sus competidoras locales y han convertido el consumo de agua potable embotellada en un lujo innecesario, porque les representa un atractivo negocio.

El comercio del agua opera con escasa supervisión de autoridades. « Se supone que debe ser un mercado regulado y no es así. Se desconocen muchos de sus procedimientos de purificación, de sus fuentes de aprovisionamiento —si son pozos propios o la obtienen de las tuberías municipales—, de sus análisis de laboratorio y, en general, se desconocen sus convenios respectivos. No informan claramente al consumidor la fecha de caducidad, porque aunque sea líquido especialmente tratado para el consumo humano, también caduca al estar embotellado en material plástico (PET), que produce gérmenes luego de cierto periodo », afirmó la docente universitaria.

Fuente: Milenio, 11 de noviembre de 2012

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: