El horno que convierte el agua salada en dulce


En muchas ocasiones, las ideas más simples son las más efectivas a la hora de resolver los problemas más complejos. Tal y como nos cuenta el blog «Ecoosfera» esta es la premisa que ha seguido el diseñador italiano Gabriele Diamanti para crear un purificador de agua salada capaz de funcionar tan solo con energía solar.

El invento, denominado Eliodoméstico, consiste en una especie de horno de barro que consta de un depósito superior que se llena con agua salada. El aparato debe permanecer expuesto a la luz del sol durante todo el día, lo que permite que la temperatura y la presión del interior del depósito aumente hasta evaporar el agua, libre de sal.

Tras condensarse en las paredes del recipiente, esta agua desalinizada desciende por unos conductos especiales hasta un contenedor situado en la parte inferior del horno, lista ya para ser consumida.

Gracias a esta sencilla idea, los habitantes de muchas zonas en las que el agua potable escasea podrían acceder de forma cómoda y barata a este bien tan esencial. Y es que Diamanti asegura que los proyectos no solo son para hacer dinero, sino también para contribuir al bien común.

Fuente: abc.es, 28 de agosto de 2012

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: